domingo, 5 de junio de 2016

Vincent Vin Go





          Nunca es tarde para regresar!!!...La dinámica del día a día nos va envolviendo y no nos damos cuenta cómo pasa el tiempo, ahora no vivimos en Montreal, vivimos a las afuera en el West Island, con nuevas experiencias y ampliando nuestros horizontes, pero aquí estamos otra vez.

Si ustedes son como nosotros que nos encanta el vino, sabrán que poder disfrutar un rico vino no siempre es gentil con nuestro bolsillo y por eso algunas veces nos quedamos con las ganas. Nada más agradable en tiempo de invierno que un buen Cabernet Sauvignon, un Shiraz o un Merlot, entre otros, en el verano un Chardonnay,  un Pinot Grigio bien frio o un White Zinfandel Rosado siempre refrescante.

Disfrutar un vino sin grandes pretensiones, de buena calidad y agradable puede costarnos entre $15 y $18, como decíamos antes, nada fácil al bolsillo.


En nuestro ir y venir por estos lados vimos una tienda muy particular que nos llamó la atención pues su logotipo era la cara de Vincent Van Gogh pero su nombre estaba mal escrito!!!...decía “Vin Go”!, por un momento no entendimos, y es simple, VIN la pronunciación en francés es VAN-GO, un juego de palabras que nos hizo entrar inmediatamente al sitio. Allí nos atendió Mark un personaje muy atento y agradable, nos explicó cómo funciona y de que se trata el negocio y es lo que a continuación les contaremos.

          Resulta que VIN GO es una tienda donde tú haces tu propio vino, puedes seleccionar de una lista inmensa de vinos de todas las cepas más conocidas e incluso de mezclas de ellas, son unos “Kits” que tu compras y te incluyen el servicio de almacenaje durante la fermentación y los cuidados necesarios hasta su embotellado, allí es donde bien lo divertido, después de 4 a 6 semanas de espera llega el día del embotellado que haces personalmente, puedes llevar tus propias botellas o comprarlas ahí, eliges tus etiquetas y tu forro para el corcho y pones manos a la obra…al terminar de embotellar siempre sobra un fondito que se imaginaran dónde termina!!!

Lo más interesante de todo es la calidad y lo agradable del producto final que se va poniendo mucho mejor al pasar los días.

La otra parte del cuento es su costo, un kit de cualquier cepa te puede costar entre $140 y $180; impuestos, almacenaje, maduración, esterilización de botellas, artículos y maquinas necesarios para embotellar incluidos, puedes llevar tus botellas o comprarlas ahí, cada kit da 30 botellas de vino, el costo final de cada botella de producto es entre $4 y $6, nada mal por una botella vino.

Vale la pena probarlo, vayan y visiten VinGo pregunten por Mark, que los atenderá con mucha dedicación y contestara cualquier pregunta por absurda que nos parezca, además el hace un esfuerzo personal por hablarte en español, Todo un personaje!

VinGo queda en el 11788 Boulevard de Salaberry, 
DDO QC, H9B 2R8, 
y su teléfono es 514-6832222.

Salud!!!

martes, 24 de febrero de 2015

La Pizza...Tema Culinario Interesante!

              Perdonen el abandono de estos últimos meses, pero las actividades cotidianas y la integración a nuevas labores, nos dificulta a veces sentarnos a contarles nuestras vivencias en el mundo gastronómico de esta hermosa ciudad, sin embargo, aquí regresamos con algunas interesantes recomendaciones.


       La Pizza es  un tema culinario bastante complejo, existen muchos tipos y variantes, pero, en nuestro caso, la pizza nos gusta de masa delgadita, sin demasiada salsa, con un buen queso y excelentes ingredientes, sin exagerar en las cantidades, claro y por supuesto, a la leña!. También  consideramos que una buena comida es la suma de tres factores: La comida  en si, la calidad del servicio y el ambiente, así que si quieren conseguir todo esto junto, el mejor lugar se llama Enoteca Mozza.

           Enoteca Mozza es un Restaurant con un ambiente muy agradable, el que hemos visitado está ubicado en el Boulevard St. Jean en Dollard des Ormeaux también conocido como DDO, por supuesto, como lo dice su nombre, tiene una carta de vinos extraordinaria y a precios muy razonables, unas ensaladas  espectaculares, a nosotros nos gustan sus pizzas, con una masa muy delgada, una salsa perfecta sin ahogar la pizza y unas combinaciones de sabores sencillamente deliciosos, y con ese toque especial que solo puede dar un buen horno de leña.       

       
          Dentro de las ventajas que tiene este restaurant es que las pizzas y las ensaladas vienen en dos formatos, “Personal” y “Familiar”, en nuestro caso que somos 4, pedimos una pizza familiar y una ensalada familiar y es bastante comida!...pero si cuando vean la carta no pueden decidirse por una sola pizza, no importa!...pídanle al mesonero que se las haga Mitad y Mitad  y así podrán degustar dos pizzas diferentes. Como dato especial, siempre pensando en la economía, si van a Mozza los domingos, todo lo que pidan en formato “Familiar” lo cobran como formato “Personal”, nada malo cuando de comer bien y abuen precio se trata!

                   El servicio, hasta ahora, siempre ha sido excelente, la última vez que fuimos, cuando supieron que uno de nosotros estaba de cumpleaños, al final de la cena nos trajeron una torta con su velita y nos cantaron cumpleaños!


          Una cosa muy interesante que tiene este restaurant es el excelente uso que hacen de las redes sociales y de las ventajas que ofrece la tecnología, en nuestro caso, reservamos nuestra mesa en su página web y al día siguiente nos enviaron una encuesta para conocer nuestra opinión, así mismo, tienen una cuenta en instagram y en Twitter ambas son: @enotecamozza  y se toman el tiempo para interactuar con quienes los siguen.  



Así pues, que si desean comer una pizza a la leña deliciosa en un ambiente espectacular, no dejen de ir a Enoteca Mozza, seguro les va a encantar!

martes, 15 de julio de 2014

Montreal me sabe a ...Quesos!

Cuando se decide emigrar, dejamos atrás memorias, afectos y costumbres. Es una oportunidad de armar el "rompecabezas de la vida" con nuevas piezas.... y muchas de estas, saben diferente, se sienten diferente...nuevas texturas, temperaturas y formas...sin embargo, la actitud asertiva nos impulsa a disfrutar la aventura.

   Y una de esas nuevas piezas de nuestro rompecabezas, tiene que ver con los quesos. Como venezolanos, nuestra cultura gastronómica casi siempre tiene a los quesos como parte importante de nuestra dieta diaria. Dudo mucho que algún venezolano no disfrute un buen queso de mano, guayanés, palmita, llanero...trenzado, de año, paisa.... y resulta entonces que llegamos a un país donde no encontramos nuestros quesitos. Este fue un tema que alguna vez leí en un blog de un maracucho que se vino a Canadá y me dio mucha gracia... sin embargo, uno abierto a explorar todo lo que nuestro país adoptivo nos ofrece, iniciamos nuestra investigación.    

   El queso Feta. 
Nuestro amigo y familia-por-adopción Sergio del blog  asi veo y vivo Canada nos dio a probar en nuestras primeras reuniones, arepas con queso feta rallado. Muy sabroso! la sensación era como comer queso llanero... y sumando uno más uno, pues me dije...de aquí puede salir un experimento: Torta de queso criolla. Éxito total. La hice dos veces.


   Sin embargo, seguía con mi búsqueda, necesitaba algo menos salado, con más cuerpo, probamos variedades de queso gouda y mozzarella, la marca Saputo   tiene quesos muy agradables, de ellos hemos probado la mozzarella de bufala, deliciosa y sin nada de sal... seguí buscando.

   Los quesos madurados y extremamente cremosos no son mis favoritos, aunque debo confesar que son muy agradables. Variedades tipo Brie y Camembert, los hay artesanales y muy agradables sobre todo para disfrutarlos en el invierno, pero yo buscaba un quesito así como para los desayunos, para arepitas, sandwiches...

   El queso Fresco.
   Así es llamado el queso utilizado como parte de la preparación del famoso Poutine, en Costco lo consigo en una presentación en bloque, bien adaptado a lo que yo buscaba....un quesito con cuerpo, que se derrita en la arepita....mmmm...lo más cerca que estaba de mis recuerdos.


Durante mi "búsqueda del queso perfecto" pude probar muchos otros, debo recomendarles los quesos de cabra. Siempre me han gustado, pero los de aquí son muy agradables, en casi todos los automercados están las neveras de los quesos, allí encontramos unos  en forma cilíndrica, cubiertos de blueberries o cranberries....excelentes; también debo confesar que en lo que comienza a bajar las temperaturas, los fondue de queso con una deliciosa opción para una nochecita de fin de semana....

"El" queso.

   Una tardecita de estas, reunidos con unos primos maracuchos que también llegaron para quedarse, nos comentaron de un descubrimiento maravilloso. Un queso ruso. Ruso??? pues sí, nos lo recomendaron como lo mejor, y yo en la primera oportunidad que tuve, salí a  buscarlo. 

   El sitio donde lo venden se llama Marché Epicure, ubicado en 5252 de la rue Pare y el queso se llama Tuma, me recomendaron que comprara el demi-sel.... cuando lo probé... los recuerdos se agruparon en mis papilas gustativas, y toditas ellas gritaron: "queso paisa"... qué momento.




Días después, cuando los plátanos que  estratégicamente había comprado para la "degustación" se maduraron....procedimos a emplatar el producto....plátano recién horneado y su quesito adentro....solo me resta decirles, que le doy gracias a Dios por estos momentos que saben a recuerdo, pero que también, saben a nueva vida.

   Hasta la proxima!!